la Corte peruana condena a Fujimori por violaciones de derechos humanos

Corte peruana condena a Fujimori por violaciones de derechos humanos

El 7 de abril, Alberto Fujimori, ex presidente del Perú, fue declarado culpable por un panel de tres jueces de la Corte Suprema de Justicia del Perú por cargos de graves violaciones a los derechos humanos.

Durante una década, entre 1990 y 2000, el gobierno de Fujimori utilizó el soborno, la extorsión y la intimidación para concentrar el poder en la presidencia, subvertir el proceso democrático y eliminar los controles sobre los abusos del gobierno. Fujimori fue condenado por 25 asesinatos en dos masacres, en 1991 y 1992, y por el secuestro de un periodista y un empresario en 1992. Las masacres fueron llevadas a cabo por la unidad Colina, un escuadrón especializado de oficiales de inteligencia militar. El tribunal determinó que los asesinatos formaban parte de una estrategia de contrainsurgencia que Fujimori estableció y llevó a cabo a través de los servicios de inteligencia del país.

En 2005, cuando Fujimori llegó inesperadamente a Chile después de haber evadido la justicia durante cinco años en Japón, Human Rights Watch inmediatamente escribió y publicó un informe que documentaba los abusos de Fujimori y describía las pruebas en su contra. El informe de Human Rights Watch fue crucial para contrarrestar la percepción pública común de entonces de que no había pruebas en su contra.

En una rara decisión adoptada en 2007, la Corte Suprema de Chile autorizó la extradición de Fujimori al Perú para ser juzgado, basándose en gran parte de las pruebas que Human Rights Watch había descrito en su informe. Continuamos monitoreando de cerca el juicio en Perú. La decisión de la Corte Suprema del Perú de condenar a Fujimori, luego de un juicio ejemplar que cumplió con los estándares del debido proceso legal, es un raro ejemplo de una corte nacional que demuestra que tiene la voluntad, capacidad e independencia para llevar a un ex jefe de estado ante la justicia.