alberto Fujimori sentenciado a 8 años por desviar fondos públicos

Fujimori sentenciado a 8 años por desviar fondos públicos

El ex presidente peruano Alberto Fujimori ha sido sentenciado a ocho años de prisión por desviar fondos públicos para influenciar diarios sensacionalistas, conocidos como la “prensa chicha”, durante su reelección en el año 2000.

La sentencia del jueves también le prohíbe ocupar cargos públicos durante tres años y le exige que pague una suma de 3 millones de soles (un millón de dólares aproximadamente).

Fujimori, de 76 años, dijo que no aceptó la sentencia y apelaría, y durante la audiencia escribió en un documento:”Me considero inocente y no estoy de acuerdo con la sentencia (…) ¡Qué injusta es la sentencia!”

El juicio estableció que Fujimori ordenó el desvío de 122 millones de soles (cerca de $40 millones) al Servicio Nacional de Inteligencia, el cual, con su conocimiento, pagó a la prensa chicha para manipular a la opinión pública y apoyar su campaña electoral.

El panel de tres jueces dictaminó que Fujimori era responsable de la asignación de los fondos públicos y fue bajo su autoridad que los fondos públicos fueron utilizados, a través de terceros, para apoyar su campaña electoral.

El ex presidente escuchó la sentencia de su prisión en Ate-Vitarte, donde cumple una condena de 25 años, ratificada el miércoles por el Tribunal Constitucional, por crímenes de lesa humanidad.

El juicio de chicha press, que duró 15 meses, suma dos casos de violaciones a los derechos humanos y cinco de corrupción.

Con esta sentencia de ocho años, Fujimori ha recibido un total de 60 años de prisión por diferentes delitos, mientras que la pena máxima de 25 años de prisión fue impuesta por la ley, por dos masacres cometidas por las fuerzas de seguridad durante su mandato 1990-2000.

La hija de Fujimori, Keiko Fujimori, dirigente del partido político Fuerza Popular, dijo que su padre había sido condenado injustamente por interferencias indirectas y conclusiones porque “no había ni una sola prueba” de que su padre fuera el responsable del escándalo de la chicha.

El abogado de Fujimori, William Castillo, dijo que ya había solicitado la anulación de la sentencia y que acudiría a la Corte Suprema para que se revocara porque su cliente era completamente inocente.