Muchedumbre en Lima demanda "libertad inmediata" para Alberto Fujimori

Muchedumbre en Lima demanda “libertad inmediata” para Alberto Fujimori

Unas 1.000 personas marcharon en Lima para exigir “libertad inmediata” al ex presidente Alberto Fujimori, quien desde 2009 cumple una condena de 25 años de prisión por violaciones a los derechos humanos.

La manifestación, organizada a través de redes sociales por el Frente de Liberación Fujimori, partió del Campo de Marte y recorrió las principales vías del centro histórico de la ciudad hasta la Plaza San Martín, tras lo cual los manifestantes regresaron a su punto de partida.

Uno de los manifestantes, Eduviges Sulca, dijo a EFE que Fujimori debe ser liberado porque “trabajó honorablemente por los pobres y los más oprimidos”.

“Era el mejor presidente que teníamos. Acabó con el terrorismo y estableció el libre mercado del que disfrutamos hoy. Entonces fue sentenciado injustamente”, dijo Sulca.

Otro en la marcha, Wilber Donato, dijo a EFE en un comunicado que el presidente electo del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, debe conceder a Fujimori un indulto presidencial cuando asuma el cargo el 28 de julio.

La manifestación se produjo cuatro días después de que el congresista fujimorista Julio Gago instara el lunes a Kuczynski a indultar al ex jefe ejecutivo.

Gago dijo al diario Exitosa que la liberación de Fujimori por parte de Kuczynski significaría “una verdadera reconciliación” con Keiko Fujimori, la hija mayor de Alberto Fujimori, que el próximo presidente peruano derrotó en las recientes elecciones presidenciales por apenas 45.000 votos.

Entre los crímenes de lesa humanidad por los que el ex presidente fue juzgado y sentenciado se encuentran las masacres cometidas en Barrios Altos y La Cantuta por el grupo militar encubierto Colina, así como el secuestro de un periodista y un empresario en 1992.

Fujimori también fue declarado culpable de corrupción, como pagar a los sensacionalistas tabloides para que sus editoriales promuevan su reelección, pero la ley peruana sólo aplica la sentencia más larga, la de 25 años por violaciones a los derechos humanos.

El ex presidente Fujimori, de 77 años, se encuentra recluido en una celda personal en la base de la unidad de operaciones especiales Diroes de la policía peruana en el lado este de Lima, aunque de vez en cuando es trasladado a clínicas en la capital para ser tratado por hipertensión y llagas en la lengua, conocidas como leucoplaquia.

Eso ha llevado a familias y seguidores a hacer campaña por un indulto humanitario, un beneficio que en 2013 le fue negado a Fujimori por el actual presidente peruano Ollanta Humala.